García Linera: por qué la derecha tomó la iniciativa y claves para la nueva oleada revolucionaria

0
336
García Linera: por qué la derecha tomó la iniciativa y claves para la nueva oleada revolucionaria

www.diarioregistrado.com

Por Ximena Zabala

El vicepresidente boliviano Álvaro García Linera, dio una histórica conferencia en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, invitado a la inauguración de la Fundación Germán Abdala, creada por Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), con el objetivo de constituir un espacio de discusión y formación política

García Linera: por qué la derecha tomó la iniciativa y claves para la nueva oleada revolucionaria

Su esquema de análisis es una buena brújula para guiar las acciones políticas de los movimientos progresistas de la región de ahora en más. “Es importante que evaluemos bien dónde hemos tenido tropiezos que están permitiendo que la derecha retome la iniciativa; si nos damos cuenta dónde está nuestra debilidad, podemos superarla e impedir su regreso, o retomar la iniciativa, para sustituir a la derecha mediante la movilización democrática del pueblo”.

García Linera llamó “década dorada” a lo que en Argentina suele denominarse como “década ganada”, y analizó el período a escala latinoamericana detectando cuatro características comunes en estos procesos: el ascenso de clases sociales y fuerzas populares, el fortalecimiento de sociedad, una potente redistribución de la riqueza y un fortalecimiento de la integración política.

Pero el potencial más fuerte de su exposición estuvo dado por las críticas que Linera marcó al interior de estos procesos regionales.  Entonces planteó 5 consideraciones fundamentales:

  1. Importancia de la economía:el vicepresidente boliviano destacó la diferencia entre los discursos que proponen los populismos mientras se mantienen como oposición y luego la puesta en práctica de los mismos una vez que ganan las elecciones y se convierten en gobierno. Sostuvo que desde el rol opositor es preponderante la política y la palabra para conquistar el voto popular, pero “cuando uno se vuelve Estado, la economía se vuelve lo decisivo. La base de cualquier proceso revolucionario es esa”.
  2. Gobernar para todos: pero siempre considerando primordial la opción por los pobres: “Las derechas siempre traicionan”, manifestó García Linera. Los sectores empresarios no son leales, sólo se logra neutralizarlos “cuando ven que lo popular es fuerte”, de lo contrario, no dudarán “clavarnos un puñal”. Aquí destacó que cuando las situaciones se vuelven tensas es siempre la clase trabajadora la que saldrá a las calles a defender a los gobiernos populares.
  3. Redistribución de la riqueza sin la politización social:Linera sostuvo que gran parte de las medidas adoptadas por los gobiernos progresistas, han favorecido a los subalternos, pero si estas no se acompañan con la politización social, “no estamos ganando el sentido común”, añadió.

“El gran reto, es cómo acompañar a la redistribución de la riqueza, a la ampliación de la capacidad de consumo, a la ampliación de la capacidad de satisfacción material de los trabajadores con un nuevo sentido común, es decir, los preceptos morales y lógicos con los que la gente organiza su vida. No hay revolución verdadera sin una profunda revolución cultural, ética y lógica”, complementó.

A su vez,  denunció a los medios una campaña de desprestigio por parte de los medios de comunicación que utilizan las acusaciones de  corrupción para debilitar a los gobiernos progresistas, y acusó de corruptas a las derechas de la región.

4- Continuidad y liderazgos: García Linera hizo hincapié en el problema de la continuidad de los liderazgos en la región y expresó dos alternativas a esta problemática. Por un lado la opción de crear “liderazgos colectivos” y por otro, la importancia de los liderazgos de base donde se gesta el sentido común que es un pilar fundamental de la transformación cultural necesaria para reforzar los procesos revolucionarios.

5- Estado continental plurinacional: “Estoy convencido de que América Latina solo va a poder convertirse en dueña de su destino en el siglo XXI, si logra constituirse en Estado continental plurinacional, que respete las estructuras nacionales de cada país, pero que, a la vez, se tenga un segundo piso de instituciones continentales en lo financiero, legal, cultural, político y comercial”, expreso el mandatario.

El cierre de su exposición estuvo cargado de optimismo dentro del desanimo reinante: “se viven tiempos difíciles, pero para los revolucionarios los tiempos difíciles son como su aire”. Además manifestó que el tiempo está del lado de los progresistas, porque las derechas “son el pasado, son zombies”, “vienen a proponer lo mismo que ya hicieron en los ochentas y noventas”, “nosotros somos la esperanza, somos el futuro”, expresó.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY